Among the Sleep: El punto de vista inocente

26 Dic 2014 | Categories: Videojuegos | Posted by: Cristian Rodriguez Landeira

Hace no mucho os hablé de The Plan, el experimento con el que Krillbite nos metía en el viaje de una mosca a su… destino. Aquél primer experimento dejaba claro que estos noruegos intentaban ofrecer algo diferente y gracias a esa percepción Among the Sleep logró salir adelante gracias a otra financiación vía Kickstarter. En Among the Sleep no eres una mosca pero tu punto de vista vuelve a ser algo diferente. El de un niño de dos años esta vez.

En The Plan Krillbite te lograba abstraer de todo por mera eliminación de otra cosa que no fuera ascender. Algo así como lo que ocurría en Dear Esther. En cambio en Amon the Sleep la forma de meterte en la piel del apenas bípedo personaje es de una forma mucho más activa: Una madre celebrando el cumpleaños de su pequeño… desde los ojos del niño. Incluso si el tema de las cucharadas puede parecer algo forzado el efecto se consigue y para cuando llegas a tu habitación (en sus brazos) ya tienes claro que lo que ves es el punto de vista del crío. Y ahí radica gran parte de la magia del juego.

Para un crío de dos años tanto el mundo que lo rodea, como lo que ocurre y lo que padece, tiene otra dimensión. Krillbite incluye el comodín de un osito de peluche. Le dotan de vida y voz en forma de ayuda para el jugador y marcar un motivo inicial para empezar su marcha pero, salvo esa licencia, impregna todo lo que nos rodea de esa sobre-dimensión, perspectivas extrañas y un mundo diferente en función del momento. Estaremos en habitaciones de perspectiva errática (con mesas y sillas en el techo, por ejemplo) que no es sino otra vez una representación del mundo a través de los ojos del crío.

No quiero destrozar la magia del juego revelando algo que pronto entiendes. Y cuando digo pronto es muy pronto teniendo en cuenta que el juego apenas lleva dos horas si te pierdes mucho. El caso es que ese elemento, que no revelaré, se nos muestra en varias formas a lo largo del juego. Es precisamente la forma en la que el crío separa las diferentes formas lo que realmente lo hace especial. Y es que visto desde una perspectiva adulta lo que sucede tendría otro tratamiento, otra tensión y forma de plasmarlo, pero en este caso se trata de la forma tan inocente y limpia como se percibiría si sólo percibiéramos lo que nos rodea en función de lo que sentimos y se nos transmite en ese momento.

Es, precisamente, la forma de plasmar al mundo, ceñida al punto de vista en cuya piel “jugamos”, lo que hace interesante Among the Sleep. A nivel de juego no es la panacea, pero la forma en la que se ciñen al punto de vista del niño, no sólo en cuanto a perspectiva sino a la forma de ver el mundo, es lo realmente interesante del título. Estamos acostumbrados a ver las cosas en los juegos desde nuestra consciencia. Seamos un soldado, un perro, un oso o una cabra siempre se sobreentiende que quien está jugando es alguien que más allá de estar ceñido a las limitaciones de su personaje tiene una consciencia propia de los acontecimientos que lo rodean. En Among the Sleep tenemos un intento serio y bastante logrado de, precisamente, evitar eso. Sí: al final tenemos el problema que hay, pero la forma en la que lo vemos representado, el modo en el que lo vemos a través de las representaciones visuales del crío es un acercamiento mucho más interesante  y a tener en cuenta.

Y es que al final no es tan importante qué ocurre ni cómo avanzamos, sino cómo ha sido representado. Y aunque sólo sea por eso Among the Sleep merece un pequeño vistazo. Insisto: no desde el punto de vista jugable, ya que la duración es muy corta, los puzzles muy sencillos… en el fondo eso aquí es lo de menos. Lo interesante del juego es la puesta en escena y ahí sí que tiene muchas cosas que disfrutar y apreciar.

Among the Sleep: El punto de vista inocente was last modified: Diciembre 26th, 2014 by Cristian Rodriguez Landeira
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario