DirectX en su hora más oscura

11 Ene 2013 | Categories: Videojuegos | Posted by: Cristian Rodriguez Landeira

Miras las noticias: Que si Gabe Newell echando pestes sobre Windows 8 y la llegada de Steam a Linux, nVidia sacando una consola portátil ( Project Shield ) basada en Android, precisamente el sistema operativo de Google como base para otras tantas plataformas con más o menos futuro como Ouya o Project Fiona

directx

Todas estas noticias, con mayor o menos arraigo en cada uno de nosotros dependiendo de gustos, tienen un mismo elemento común y que debería hacer replantearse a Microsoft cómo afrontar el futuro de sus hasta ahora imbatible DirectX.

Hace ya más de diez años que, por fuerza de la supremacía de Windows como plataforma de videojuegos para PC, DirectX ha sido la biblioteca gráfica por excelencia y sobre la cual han ido avanzando y adaptándose desarrollos de videojuegos y fabricantes de tarjetas gráficas. Han sido años de vino y rosas e incluso la jugada de sacar una consola con estas bibliotecas como principal reclamo (Xbox en un principio era DirectX Box) ha logrado en su segunda incursión (Xbox 360) lograr hacerse un buen hueco en el mercado de las videoconsolas.

¿OpenGL? Hasta hace no mucho parecía una cosa ya obsoleta o en el mejor de los casos destinado a los acérrimos del software libre. Desde los tiempos de Quake 3 cuando id Software trataba de seguir manteniendo compatibilidad con ambos sistemas había ido quedando en desuso por las grandes desarrolladoras y no del todo bien tratado por los fabricantes.

DirectX es un sistema propio de Windows, propiedad de Microsoft y guarda celosamente dicha propiedad. Ni Mac OS ni Linux trabajan con estas librerías por motivos obvios (pese a algún emulador puntual para lograr hacer correr los juegos) y hasta ahora eso no era peligroso para el dominio de DirectX debido a que el mercado de videojuegos en esos sistemas era, por decirlo de alguna forma, residual. Pero los tiempos cambian y el cada vez mayor catálogo de videojuegos para Mac OS, impulsado por entre otros la llegada de Steam también, así como la apuesta de Valve por llegar también a Linux habrá hecho sonar las alarmas. Y es que de pronto, ante el rechazo a Windows 8, el desarrollo sobre OpenGL vuelve a ganar adeptos… o cuanto menos el desarrollo sin DirectX se ha visto reforzado.

La llegada masiva de de plataformas sobre Android, el apoyo directo de fabricantes como nVidia… No, definitivamente no son los mejores días para DirectX y hará falta ver cómo evoluciona Windows 8 (especialmente en Windows Phone) para saber algo más.

¿Logrará Microsoft repetir el éxito de Xbox 360 con los Windows Phone 8? La apuesta es DirectX

Es su gran apuesta: meter DirectX en la telefonía móvil. Pero se enfrenta a un mercado dominado por sus competidores. Algunos dirán que también lo hizo al entrar en las consolas, pero entonces tenía el respaldo de tener dominado el PC. Ahora se meten en telefonía, cambiando de raíz lo hecho en los Windows Phone anteriores (una ruptura mayor incluso que la de sacar Xbox 360 sin haber sacado más jugo a la primera Xbox), para meterle DirectX a los teléfonos y tablets con Windows 8. Una buena apuesta mirándolo desde el punto de vista de los teléfonos y tablets, no tanto desde lo que ha provocado en los ordenadores de sobremesa. Y es que en sus recientes conferencias vienen diciendo que son cosas diferentes (el Windows 8 para móviles y el de ordenadores de sobremesa) pero que mantienen una misma raíz. Incluso han mostrado ya la inclusión del motor de físicas Havoc sobre DirectX en sistemas con Windows Phone 8 (si bien Havok ya estaba también para sus competidores).

Su éxito dependerá de dos puntos clave: Primero lograr mantener cierto dominio sobre los videojuegos en PC. Un éxito arrollador de Steam Box funcionando bajo Linux sería una bomba en la línea de flotación de DirectX y por tanto de Windows en general. En segundo lugar (aunque relacionado con lo anterior) convencer a los desarrolladores de que apuesten por DirectX en teléfonos móviles. Su señuelo será que pese a ser diferentes, la base de desarrollo para PC y móviles mantendrá una estructura similar que les facilitará el desarrollo conjunto y el deseo será que unos videojuegos con potencia gráfica destacada les haga ganar mayor parte del pastel en telefonía móvil para que los desarroladores lo vean como una parte del pastel interesante por la que apostar.

Es complicado, es un futuro lleno de retos y los responsables de DirectX tendrán que trabajar como nunca (en los últimos tiempos) para salir adelante. Al igual que los aliados durante los primeros años de la Segunda Guerra Mundial DirectX se encuentra en su hora más oscura.  Será interesante estar al tanto de cómo evoluciona.

DirectX en su hora más oscura was last modified: Julio 23rd, 2013 by Cristian Rodriguez Landeira
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario