The last door: Aventura para café y manta

01 Feb 2015 | Categories: Videojuegos | Posted by: Cristian Rodriguez Landeira

Al fin parece que ha llegado el invierno y cuando fuera llueve, hace viento y frío siempre apetece jugar a algo que pegue con el tiempo. Y qué mejor que una aventura gráfica con toques de Lovecraft o el Poe más oscuro…

thelastdoor1No soy demasiado amante del pixel art ni bajas resoluciones a estas alturas. Como muchas mecánicas jugables entiendo que en su momento es lo que había, y así lo aceptábamos, pero la tecnología ha permitido avanzar lo suficiente para dejarlo atrás. Quizá por ello, y pese a la temática que tanto me gusta, lo había dejado un poco apartado hasta que un mal día de estos diera pié a una sesión de aventura. Lámpara de aceite en mano me dispuse a adentrar, otra vez, solo en la oscuridad…

En parte la primera impresión que supone el inicio del primer capítulo había perdido algo de fuerza por haberla visto en la charla del hó Play, pero eso no quitó que la disfrutara tanto de ella como de la estructura en forma de serie de cuatro capítulos de esta primera temporada con su inicio impactante, los créditos/presentación y cada final con cliffhanger. Al igual que sucede con las series lo bueno de llegar tarde es que no tienes que esperar entre capítulo y capítulo y eso me permitió hacer casi de seguido toda esta primera temporada.

Para lo bueno y para lo malo The Last Door es una aventura gráfica que parece sacada de 1992. El estilo gráfico, el sistema de inventario, la total ausencia de ayuda… Tan sólo la gran banda sonora de Carlos Viola, que suena en todo su esplendor, nos recuerda que eso ya no es una AdLib sino un sonido limpio y, como digo, de gran calidad. El que la aventura sea tan de la vieja escuela trae consigo el hecho de una dificultad que esta vez se palía con una cantidad de cosas a poder hacer bastante limitada. Los espacios en los que te puedes mover, los objetos que puedes utilizar y lo bien enlazado de algunos puzles hacen, también, que sea más llevadero.

thelastdoor2En cuanto a los gráficos en parte ahí radica gran parte del mérito en la ambientación del juego.  Pese, o precisamente gracias, a la limitación de los pixeles han logrado un estilo que por un lado es suficiente para representar lo que quieren representar y por otro nos obliga a hacer ese ejercicio de imaginación que últimamente tanto habíamos abandonado. A fin de cuentas con juegos como Amnesia ya no hacía falta imaginarse las cosas, las podíamos ver perfectamente recreadas con todo lujo de detalles. En The last door tenemos que volver a poner de nuestra parte para “ver” lo que ese grupo de gordos pixeles representan… y en este caso se logra volviendo a ser algo más personal.

Y sobre la historia… como he dicho viene a estar a medio camino entre Lovecraft y Poe. En una época tan convulsa como la última época victoriana, la medicina más salvaje con drogas de lejanos lugares, el ocultismo y mentes demasiado sensibles otorgaban a todo un carácter oscuro y cada sombra albergaba horrores inimaginables… El viaje de nuestro protagonista recorre todo aquello y nos lleva por mucho del terreno ya conocido en esta clase de aventuras. Niños traumatizados, enfermos vehementes, mensajes ocultos en sueños…  y la muerte que todo lo impregna.

The Last Door no será un juego por el que uno vaya a perder la cabeza pero sí que cumple con su cometido. Y es que, cuando la lluvia y el viento salvaje azotan las ventanas de tu casa y el frío exterior hace que te recojas y estés más tiempo recluido, apetece volver a disfrutar de una buena aventura que nos lleve a algo aún más oscuro que el mundo de ahí fuera.


 

The last door: Aventura para café y manta was last modified: Febrero 1st, 2015 by Cristian Rodriguez Landeira
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario