The vanishing of Ethan Carter: La marcha de un soñador

27 Sep 2014 | Categories: Videojuegos | Posted by: Cristian Rodriguez Landeira

De primeras es complicado enfocar este nuevo proyecto de The Astronauts. Sobre todo si tenemos en cuenta que son, en su mayoría, ex miembros y fundadores originales de People Can Fly, el gamberro estudio que se sacó juegos tan salvajes como Painkiller o el siempre infravalorado Bulletstorm. Con estos miembros al frente lo último que se espera encontrar alguien en su nueva aventura en solitario es un juego que se encuentra en el otro extremo de los juegos en primera persona. Pasamos de una oda a lo salvaje a un relato casi intimista que mezcla misterio, puzles y Lovecraft. No se realiza ninguna acción más que devolver objetos a su lugar de origen para descubrir el motivo por el cual estamos allí, investigando la desaparición de todo el mundo. Pero no nos adelantemos…

La pérdida inicial

Dejemos a un lado sus excelentes gráficos de postal o su adecuada banda sonora y vayamos a lo importante. Algo que Adrian Chmielarz y los suyos querían hacer era evitar llevar de la mano al jugador. Así empezamos sin una guía, sin saber qué hacer, sólo sabiendo que somos, por lo que nos dice él mismo en forma de narrador, Paul Prospero, un detective, que pudimos conocer en esta mini-precuela en forma de comic, que llega a este bucólico lugar en busca de un desaparecido Ethan Carter. Se le puede criticar que esta motivación es algo endeble y que durante el juego no se justifica de forma solvente nuestra búsqueda del chico, lo que añadido a la falta de indicaciones de ningún tipo  puede hacer que durante los primeros minutos de juego nos encontremos algo perdidos.  Luego ya vamos descubriendo las primeras pistas, los primeros guiños a lo que sucede y con ellas los fragmentos de visiones que se van ampliando según vamos encontrando más pistas sobre el hecho…y así llegamos al elemento más interesante del juego.

Enseñar sin guiar

Como he dicho en ningún momento se nos dice qué ni cómo hacerlo. Acabamos haciendo lo que hacemos aprendiendo de cómo se desarrollan los diferentes puzles. Por ejemplo: encontramos un cuerpo. Lo inspeccionamos y se nos permite tener una pequeña visión pero aún no completa, hace falta algo. En las cercanías encontraremos pistas y objetos que tendremos que colocar correctamente para que la visión se vaya haciendo más completa y cuando lo hayamos resuelto todo se nos mostrarán una sucesión de escenas que tendremos que ordenar correctamente para resolverlo. Pues bien, estos son los más sencillos. Hay un par de puzles más cuya ejecución deducimos por medio de fragmentos de historia. Especialmente bien llevado está el de la habitación secreta en la gran casa, posiblemente el puzle más exigente y mejor traído del juego.

Es esa forma de ofrecer los puzles el elemento más interesante de todo el nuevo proyecto de The Astronauts. La forma en al que han querido dejar fuera todo para que seas tú el que descubra la historia y cómo funciona su sistema de visiones, cómo funcionan ciertos puzles, qué hay que hacer… Tan acostumbrados a que nos lleven de la mano hasta para aprender a movernos y saltar este intento es valiente en su propósito. En algunos casos peca de prudente con exceso de “pistas”, en otros de osado, pero en general se trata de un buen intento por llevar este tipo de aventuras por el buen camino.

El grupo divergente

Con The Vanishing of Ethan Carter sus creadores se suman al estilo de Frictional Games a la hora de buscar algo diferente, más maduro y menos guiado que los juegos habituales. Y si bien Frictional Games necesitó toda la franquicia Penunmbra para lograr algo tan osado y brillante como Amnesia: The Dark Descent, The Astronauts está más cerca en su primer intento en solitario (cosa en la que también tendrá que ver la ayuda puntual que han tenido de Thomas Grip, de Frictional). Quizá le falte algo más de empaque, un conjunto más cohesionado que ayude a mantener el interés durante las cuatro horas que dura el juego, pero por las maneras que apunta merecen seguirlos de cerca por la forma en la que tratan al jugador. Y si no lo crees fíjate en los relojes.

The vanishing of Ethan Carter: La marcha de un soñador was last modified: Septiembre 27th, 2014 by Cristian Rodriguez Landeira
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario